La Federación de Empresas de La Rioja (FER) se vistió ayer de gala para celebrar su 45º aniversario. Grupo Osga, fiel a su origen, estuvo presente en esta celebración que ha supuesto la reunión empresarial más grande de 2022 en La Rioja. Nuestro CEO, Óscar Galilea, y el Responsable de Servicios Jurídicos, Miguel Sáinz, acudieron en representación para mostrar este apoyo a la FER y a su papel por la empresa riojana. La cita contó también con la intervención del Presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE)

FER

Esta entidad es la organización empresarial intersectorial más representativa de La Rioja. Tiene un carácter asociativo, independiente, voluntario y sin ánimo de lucro.

Su finalidad es impulsar un marco que contribuya al desarrollo empresarial en La Rioja. Para ello la FER defiende los intereses generales de las empresas y la libre iniciativa empresarial, siendo generadora de opinión. Su buen hacer y su gran labor por la empresa riojana les ha llevado a celebrar su 45º aniversario.

Antonio Garamendi en el 45º aniversario de la FER

Antonio Garamendi, actual Presidente de la CEOE, estuvo presente. Afirmó que le «preocupa profundamente la crispación que se genera con la clase empresarial, no tiene sentido que, en un momento dado, los dirigentes políticos nos señalen con el dedo». Esta fue la idea que puso en común en conversación con nuestro CEO con quien pudo compartir impresiones. La situación del mundo empresarial y su trato por parte de las administraciones fueron las preocupaciones comunes por las que consideran que hay que trabajar.

En su intervención aseguró que «siempre vamos a pedir seguridad jurídica, seguridad regulatoria y calidad de la ley y nos guía la independencia». A esto siguió afirmando que «trabajamos por el bien común con sentido de Estado, que es querer a tu país, siempre con lealtad institucional».

Jaime García-Calzada

Jaime García-Calzada, actual Presidente de la Federación, aprovechó en sus palabras para referirse a la administración actual. Asegura que «podrían gestionar su gasto público para que fuese más eficiente; perseguir la economía sumergida y hacer inversiones productivas». En las diversas propuestas trasladadas desde el mundo empresarial afirma que «no nos hacen caso y parece que les estorbamos».

A pesar de mostrarse crítico con el trato que recibe actualmente el mundo empresarial tiene «fe en los empresarios y autónomos riojanos, que son capaces de todo y lo van a demostrar».