Hace unos meses iniciamos una campaña para reducir el uso del papel. Con la llegada del COVID fueron muchos los protocolos que se vieron modificados en este sentido y decidimos que era un buen impulso para trabajar en esta línea. Se ha concienciado a la plantilla para optimizar el papel utilizado a la hora de imprimir documentación y a fecha de hoy podemos decir que ha sido todo un éxito.

La cantidad de papeles utilizados en todas nuestras oficinas se ha visto reducido en más de un 50% con lo que supone una gran aportación hacia el cuidado de nuestros bosques. Pero no queda ahí nuestra acción, seguiremos concienciando y educando en políticas ecológicas con tal de minimizar el uso del papel.

Esta es una medida más implementado con gran éxito de cara a nuestro compromiso con el Medio Ambiente. Se puede sumar al aumento de la flota con vehículos ecológicos, la instalación de placas solares, la medición de la huella de carbono o el uso de productos marcados como ecológicos.